12 ago. 2010

TORINO 2 - RIVER 2

Amistoso
Estadio Comunale de Turín - 26/05/1949


Las crónicas de la época no resultan demasiado extensas. Hablan de una tragedia, cuentan el dolor, pero no ingresan en detalles. Cincuenta años después, la conmemoración de aquel accidente se encarga de enfocar el desastre que acabó con un equipo de fútbol que apuntaba a la historia y que, más importante aún, terminó con la vida de 31 personas. El 4 de mayo de 1949, el plantel de Torino regresaba de Lisboa, donde había disputado un amistoso con Benfica. Ese Torino, que competía mano a mano en hinchas con su rival Juventus, que era la base del seleccionado italiano, que se había rearmado como ningno después de la Segunda Guerra Mundial, y que se encontraba cerca del quinto scudetto consecutivo, nunca pudo regresar a casa.

La neblina y la lluvia se complotaron para que el vuelo de regreso se trocara en el peor infierno. El piloto cambió el aeropuerto milanés de Malpensa por el turinés de Caselle, y jamás se dio cuenta de que sus últimas millas las hizo a una altura demasiado baja. Tan baja que no pudo evitar golpear la máquina contra la colina de Superga. El choque convirtió a la nave en una bola de fuego que hizo añicos las vidas de todos sus tripulantes, entre los que se encontraban 18 jugadores del campeón italiano. Unas 300.000 personas salieron a la calle para acompañar los féretros de sus ídolos, y se calcula que unos 8.000.000 de italianos siguieron el entierro por radio o televisión.

River fue el único equipo del mundo que se ofreció para jugar un amistoso a beneficio de las familias de los fallecidos. Torino aceptó y hacia allí viajó todo el plantel, con Amadeo Carrizo, Labruna, Di Stéfano, Pipo Rossi, Loustau. Hubo un partido, a cancha llena (a pesar de que las entradas resultaron muy costosas), que terminó 2 a 2. Pero eso fue lo de menos.

Porque para los diarios italianos de 1949, el ofrecimiento de River fue calificado como “magnífico” y “muy simpático”. Y la gente saludó al plantel con una ovación cuando salió al campo para medirse con un rival de estrellas italianas que llevó el nombre de “Símbolo-Torino”.

“Después del partido, nos regalaron un reloj de oro a cada jugador -recordó Amadeo en declaraciones a Télam-. Lástima que después a mí me lo robaron en Brasil. Recuerdo que se recaudó bastante plata para los familiares de las víctimas, pero la verdad es que no me acuerdo de los rivales ni de los goles.”

Aquel River se bajó del avión y fue directo al cementerio con una ofrenda floral. Aquel River donó un trofeo regalado especialmente por Eva Perón. Aquel River fue recibido por el presidente Einaudi y por el Papa.

Me toca agregar que desde entonces y por mucho tiempo la segunda camiseta de River fue de color granate en homenaje al Gran Torino. Hoy la marca deportiva (adidas) que viste a River no ha tenido en cuenta esto y ha tratado de emular al Vasco da Gama en la vestimenta, dotandolo a river, hace ya unos años con una segunda camiseta negra con la banda roja (1999), para convertirse tiempo despues en totalmente negra (2004).

Hace 1 año, al cumplirse un siglo de vida de la institucion Italiana, dicho club saco una camiseta con la banda cruzada en honor a River Plate estilo retro. Actualmente el Torino compite en el calccio con una camiseta similar:

No hay dudas que el respeto y el cariño entre los hinchas del Torino y River Plate ha crecido a traves de los años. Más allá de algun desprevenido que aun no conoce la rica historia de nuestro River. Tarea de los dirigentes en no perder los vinculos de hermandad que nos unen y fomentar la memoria y el recuerdo de aquel tiempo donde la palabra tenia valor, donde el respeto y solidaridad por el otro realmente importaban.

Copa Volkswagen 2007

Amistoso - Copa Volkswagen 2007
Estadio Antonio Vespucio Liberti (Monumental) - 26/05/2007


El Wolfsburgo de Alemania venció a River por 2-1 en un partido amistoso que se realizó en el marco de los festejos por los 150 años de las relaciones bilaterales entre los dos países.
El primer gol fue anotado para la visita por el capitán Kevin Hofland, de cabeza, y el segundo fue del delantero Kamani Hill, uno en cada tiempo, mientras que el descuento del local, fue obra del centrodelantero Tulio Etchemaite, de penal.
Pese a ser un partido amistoso, por momentos hubo algunas brusquedades e intentos de agresión, motivo por el cual el árbitro argentino Ángel Sánchez expulsó al defensa Alexander Madlung, a falta de 20 minutos para el final.
En el entretiempo, los futbolistas argentinos Juan Carlos Menseguez, que jugó para el equipo alemán, y Jonathan Santana, que ni siquiera estuvo en el banco de los suplentes, recibieron una plaqueta de la institución anfitriona.
Unas 30.000 personas asistieron al estadio Monumental de River para este espectáculo en el que estuvo en juego la Copa Volkswagen. River Plate presentó un equipo con la base de jugadores de la reserva, ya que el plantel principal jugaba el día siguiente en La Plata ante Gimnasia y Esgrima por el torneo local.

RIVER: Fernando Pellegrino; Diego Bogado, Emmanuel Martínez y Maximiliano Coronel; José San Román, Matías Díaz, Matías Menseguez, Diego Cardozo; Diego Buonanotte, Rubens Sambueza; Tulio Etchemaite.
DT: Guillermo Rivarola

GOLES: PT 26 min. Kevin Hofland, de cabeza (W), ST 27 min. Kamani Hill (W), ST 32 min. Tulio Etchemaite, de penal (RP)
INGRESARON EN RIVER: Gonzalo Ludueña y Lucas Gómez.
ARBITRO: Ángel Sánchez
EXPULSADO: PT 26 min. Kevin Hofland

6 ago. 2010

Volver a empezar

Hoy vuelve la alegría, hoy vuelve empezar a rodar la pelota… ella, la protagonista. Siempre redondita y a los saltos por todo el campo de juego… esa traviesa que parece haber bajado de peso para que los arqueros no puedan abrazarla… esa mimosa que le gusta que la amasen y que ante cualquier remate brusco terminará en la popular… Ella… la única mujer a la que le seremos fiel toda vida, por más que no nos de alegrías durante varios años.

Hoy empieza el Torneo Apertura 2010 y sinceramente este campeonato lo encaro con las mejores expectativas. Los refuerzos son de muy buena calidad para el club. El técnico demostró una iniciativa de buen fútbol. Tenemos ídolos a quienes malcriar. Hay pibes de las inferiores que piden pista. En fin, espero que puedan plasmar en la cancha todo lo que se espera de ellos y poder de una vez volver a disfrutar de ver a River en el lugar donde tiene que estar.

Un poco de historia.
El primer Torneo Apertura se disputó en el año 1990, sin embargo el ganador de dicha competencia (fue Newell’s) disputaría una final con el ganador del Clausura del año siguiente (fue Boca) para definir al campeón. Debido a la hazaña rosarina en la bombonera (Newell’s ganó por penales y se consagró campeón), se decidió que los torneos que dividían a la temporada serían independientes, por lo que habría dos campeones por año.
Desde el inicio de los “torneos cortos”, el desempeño de River en los torneos Apertura se puede dividir en dos décadas: una (la primera) muy exitosa y otra (la última) muy oscura. Entre 1991 y 1999 se disputaron 9 Torneos Apertura de los cuales River ganó 6!! El contraste es la década siguiente: del 2000 al 2009 se disputaron 10 Torneos Apertura y River solo pudo conseguir 2 subcampeonatos (en 2000 y 2001) y como si eso fuera poco, finalizó último por primera vez en la historia (2008), posición por la cual hoy estamos pagando con el bajo promedio en la tabla de descensos.

Este inicio de campeonato se presenta con una pequeña particularidad: River se enfrentará con el mismo rival con el que terminó el torneo anterior y además es en el mismo estadio. Este acontecimiento no ocurría desde 1959.
En aquella ocasión, en el debut millonario en el Campeonato 1959, River empató 2-2 con Lanus en el estadio del granate, mismo escenario en donde cerró su participación en el torneo anterior. Lo curioso es que aquel encuentro también había terminado en empate.
Una década más atrás en el tiempo, River volvía a empatar 2-2 en el debut del Campeonato. Esta vez fue contra Estudiantes en La Plata; misma ciudad (y mismo estadio) en donde habían cerrado el torneo de 1948 y casualmente también fue empate, pero esta vez sin goles.
El 26 de noviembre de 1944, River goleaba a Newell’s en Rosario por 5-3 en la última fecha del campeonato de ese año. Pero poco menos de 5 meses después, los leprosos se tomarán revancha y le ganaran 3-2 (también en su cancha) al equipo que terminaría siendo campeón ese año.
Llegando a los principios del profesionalismo, nos encontramos a fines 1932. River e Independiente igualaban en la cima de la tabla de posiciones con medio centenar de puntos, lo que provocaría el primer desempate del fútbol rentado en Argentina. Fue el 20 de noviembre, en cancha de San Lorenzo, cuando ambos conjuntos midieron fuerzas en busca de su primera conquista profesional. El Resultado fue un 3 a 0 contundente para River. Sin embargo, el 12 de marzo del año siguiente, Independiente comenzó el torneo venciendo al campeón vigente por la mínima diferencia en Avellaneda.